Cómo elegir el color de tu maquillaje

Hay cuatro factores básicos a considerar para elegir el color de tu maquillaje:

  • El Atuendo que emplearás.
  • El Tono de Tu Piel.
  • La Estación del Año.
  • La impresión que deseas lograr.

 

Maquillaje + Vestimenta = Muchas Miradas.

Es triste observar a mujeres hermosas utilizando buenos cosméticos que no combinan con su ropa.

Ese pequeño descuido reduce dramáticamente la autoridad. Sí, como lo escuchaste. No solamente reduce la belleza, también reduce la autoridad. ¿Haz escuchado la expresión “Así como te ven te tratan”? Pues déjame decirte que es muy cierta en la vida real.

Si deseas ser una mujer exitosa en todas las áreas de su vida, debes prestar atención a los detalles. La suma de pequeños detalles incide mucho en el grado de influencia que puedas ejercer en tu vida laboral y familiar.

 

Evita un Maquillaje a lo “Drama Queen” .

Hay que buscar colores que combinen con el tono de piel buscando cierto contraste : en general, a las mujeres de piel blanca les favorecen los tonos tierra y pasteles, a las morenas los colores marrones y oscuros y a las pieles oscuras les quedan los claros.

Tip: A menos que vayas a una fiesta de disfraces, parecer arcoiris nunca es una buena idea.

 

Un Diluvio en Primavera.

Independientemente del número de estaciones que hayan en tu país (en algunos hay 2, en otros 4) el tipo de maquillaje no suele ser igual para cada época del año. El factor diferenciador es la cantidad de luz que recibe tu rostro.

Por definición, las mujeres que lucen exitosas son aquellas que dan la apariencia de brillar por dentro y por fuera. No olvides que los ojos son el espejo del alma. Utilizar tonos muy opacos y oscuros en días nublados da la impresión de querer ocultarse o de tratar de pasar desapercibida. Eso no es bueno para tu carrera.

En verano puedes utilizar colores frescos según tu tipo de piel. Evita el exceso, pues el calor y el movimiento hacen que tus poros se abran, lo que dará una impresión diferente a la deseada, pues se notarán más los defectos que deseas ocultar.

 

¿Qué quieres lograr exactamente ?

Hay un dicho que dice, “a quien solo tiene un martillo, todo le parece un clavo”. Muy pocas mujeres dedican tiempo a pensar en el lado “filosófico” del maquillaje.

Diferentes combinaciones de color a diferentes horas del día en diferentes circunstancias crean diferentes resultados.

Probablemente tú no seas modelo profesional y no tengas miles de productos de belleza en tu tocador; pero aún así es tu deber dedicar tiempo a conocerte mejor.

El maquillarse debería ser un ritual. Un proceso en que las personas dedican tiempo a enfatizar lo que más les gusta de su rostro. Esto puedes hacerlo en tan solo 5 minutos y te hará lucir más joven.

Y si vas a una fiesta nocturna olvida los tonos que usas para la oficina. Para estas ocasiones los tonos brillantes y metálicos te harán lucir como una verdadera estrella.