Cómo limpiar un bolso de piel

Esta es una pregunta muy común entre las mujeres todo el tiempo, ya que los bolsos de piel o de cuero son los preferidos por todas, pero a la hora de su mantenimiento las interrogantes son infinitas.

Esto se debe a que el material debe ser atendido con detalle, para que no se deteriore, debido a que algunos bolsos, si no son de piel pura, comienzan a desgastarse botando parches que dejan espacios horribles en el bolso.

Así que para lograr una limpieza adecuada de la piel del bolso, es importante conocer los datos que mencionaremos en este artículo a continuación.

 

Pasos para limpiar correctamente un bolso de piel

  • Eliminar la suciedad: Lo primero es quitar los residuos de polvo utilizando agua limpiadora en spray. Con sumo cuidado, se utiliza el agua sobre un algodón y se van dando toques como si se estuviera lavando el rostro de la persona.
  • Leche limpiadora: Luego de haber quitado toda la suciedad con cuidado, es importante aplicar sobre el material de piel una leche limpiadora que será la que termine de eliminar todos los residuos de suciedad que puedan quedar.
  • Impermeabilizar: Un dato que a lo mejor no tenemos en cuenta, es que este tipo de bolso de piel debe impermeabilizarse de manera periódica, por lo que, se debe aplicar sobre el mismo crema de zapato incolora con un trapo y con sumo cuidado. Esto evitará que el bolso absorba humedad que pueda deteriorarlo.
  • Frotar con gamuza: Finalmente, luego de realizar todo esto, se debe frotar de manera cuidadosa el bolso para quitar los residuos de la crema de zapato, lustrando el bolso y sacando brillo.
  • Producto para impermeabilizar: Si no quieres utilizar crema de zapato, en el mercado existen productos para impermeabilizar cuero, así que puedes optar por uno de buena calidad, que resguarde tu preciado bolso de piel de la humedad.

 

El bolso de piel debe tener mantenimiento constante

Es importante seguir los pasos que hemos mencionado al pie de la letra, para evitar que la piel del bolso sufra daños irreversibles y se desgaste.

Pero aún más importante, es apreciar que los bolsos de piel deben limpiarse constantemente, puede ser una vez al mes, para evitar que el material se deteriore por el exceso de suciedad en el mismo.

Incluso, al realizar mantenimiento, además de alargar la vida del bolso también se le da un nuevo brillo y una nueva apariencia, por lo que, después de cada limpieza quedará como nuevo, por lo que podrás decir que lo acabas de comprar.

La impermeabilización del bolso de piel es indispensable, pues solo así se resguarda el bolso de la humedad, evitando que el material se deteriore rápidamente.

Si sigues los pasos al pie de la letra entonces tendrás tu bolso de piel intacto por muchos años y perderás el miedo de comprar bolsos de este material, ya que conoces la manera indicada de hacerles mantenimiento.

Además, ¿Qué mujer no ama los bolsos de piel? Son los líderes en el mercado, hermosos, elegantes e imponentes.