Embarazo no deseado: causas y problemas psicológicos

Por lo general, acostumbramos a discutir sobre temas alejándonos de la ética, razón y lógica, es bien sabido, que el ser humano se opone a mantener un comportamiento bajo estos canones, ponemos distancia ante el verdadero problema, porque estamos visualizando una cara de la realidad, quedando el resto oculta, o las diversas caras que conforman la situación.

El embarazo no deseado, se hace presente particularmente en jóvenes que no toman precauciones y se dejan llevar por las emociones; por eso es indispensable, que se realicen talleres que orienten a estas personas a tener una mayor responsabilidad, al mantener relaciones sexuales y no desear un embarazo.

 

¿Por qué ocurre lo del embarazo no deseado?

No es muy común, que los padres traten el tema del sexo con los hijos, y esto les da por entendido que ellos tampoco pueden hacerlo, puesto que se atribuye como tabú, y por eso suele resultar difícil en particular en los jóvenes de manera seria, y si lo nombran es en contexto negativo, sucio, en tono jocoso y despectivo, e incluso prohibido.

Generalmente, los jóvenes desconocen de gran manera las características, acerca de su sexualidad y aún más, las del sexo opuesto, otro factor que desconocen y que es de gran relevancia, es acerca de los diversos anticonceptivos así como las características de otros procedimientos; tal como la píldora del día después.

A través de los años, se han creado información falsa y mitos relacionado con el sexo, y como consecuencias surge la carencia de buenos hábitos de tratar dicho tema de una manera madura, asertiva y respetuosa.

Todo esto sumado a las variaciones hormonales y los conflictos propios de la adolescencia para la toma de decisiones; se les hace difícil, la planificación a largo plazo, por lo que se hacen muy vulnerables frente a los diversos inconvenientes que se tornan alrededor del tema del sexo, tal como: enfermedades de transmisión sexual, violaciones, los embarazos no deseados, como también otras aberraciones o conductas descarriadas, que pueden tardar muchos años en reparar tanto las vidas, como el ámbito psicológico.

 

Los problemas psicológicos en embarazo no deseado

Tanto la falta de confianza, culpa, vergüenza, aparte de tratar el tema como un tabú, bien sea, dentro de la sociedad y de la familia, puede causar en las personas vivir sus traumas en soledad y silencio; esto puede ser desde una infección o alguna duda que esté relacionada en el ámbito sexual, lo que conlleva vivir dichas experiencias con mucha angustia, estrés, miedo, resentimiento, ansiedad etc. Esto puede terminar en consecuencias muy graves, como problemas psicológicos, físico o psiquiátricos crónicos. Entre los factores, que determinan estos problemas son:

 

Las ideas irracionales

El hecho de no reflexionar acerca del tema de manera responsable, ciertas personan suelen pensar irracionalmente y surge interrogantes tales como: “no puedo negarme a mi pareja porque esta excitada” “no puedo decir que no, porque se sentirá rechazado” “si no tengo relaciones sexuales seré inferior a mis amistades” entre otras. Esto hace que pasemos a un plano que los resultados no serían los mejores, llegando a originarse un embarazo no deseado.

 

Los bloqueos emocionales y  el estrés postraumático

Según investigaciones científicas, tratan el tema del “Sindrome Postaborto” como una alteración emocional, cuyos síntomas pueden ser: irritabilidad, recurrentes, ira impulsiva, sobresaltos, desconcentración, hipervigilancia, remordimiento intensos por largo periodo de tiempo, ya que continúan sintiendo la pérdida del hijo, aunque no haya nacido, de la misma manera, se sufren tales síntomas, si el embarazo es no deseado.

 

La ambivalencia ante la maternidad y la paternidad

Cuando los padres enfrentan una situación familiar, social o personal que sea complicada o sienten que son incapaces de tener una responsabilidad que genera un bebé, llevándolos a estancarse a un conflicto interno profundo, ante la idea de decidir si ser o no padres, profundizándose en una especie de círculo vicioso haciéndolos preso de un pensamiento. Sin embargo, es un periodo, donde es muy relevante el apoyo tanto profesional, como social; que les ayuda a ver con claridad la situación desde otro punto de vista, y les da la facilidad de posibilidades y recursos que la sociedad les ofrece.

El duelo

Generalmente, los padres que practican aborto, luego pasan por un proceso de duelo y sus distintas fases de la negación: dolor emocional, ira-enfado, aceptación, estas mismas etapas suelen experimentarlas los padres que tienen un embarazo no deseado en especial si son adolescentes, y este periodo de duelo se debe a su vida anterior, surge esas sensaciones de frustración y pérdida, en particular si tuvieron que dejar a un lado, estudios u otros objetivos profesionales y personales.

 

Las dificultades  educativas, familiares, sociales y económicas

Cuando se practica un aborto, o se tiene un hijo no deseado, se origina en la vida de los padres problemas fuertes de autoestima, al que definimos “Síndrome del fracaso” el cual consiste en interiorizarse como fracasado por algo que se hizo en un pasado y no se superó.  Por tal razón, la persona se estanca y no continua viviendo, no se proponen objetivos y se autoboicotean para protegerse de seguir cometiendo errores; por lo que se paralizan y no encuentran las posibilidades de solucionar la situación.

Y más aún si sufren constantemente de rechazo social, en especial si son muy jóvenes y están al descubierto de provocarse abortos o estar embarazadas, no obstante, existen situaciones donde los padres se ven obligados a casarse, abandonar sus metas, estudios, y llegan hasta pasar por problemas económicos muy fuertes, aparte, de los problemas familiares y los sentimientos de culpa de haber defraudado a los  suyos.

 

Los problemas con la pareja

La violencia y el maltrato entre las parejas, aumenta a causa de un aborto o un embarazo no deseado, se incrementan los insultos, los chantajes emocionales, reproches, celos, rencores, discusiones, no se puede mantener las relaciones sexuales, aparte, de la ruptura de dicha relación.

 

Los inconvenientes con el bebé

Por consiguiente, cuando los bebés no son deseados, suelen sufrir distintas enfermedades, traumas o dificultades, puede ser por: adopción, abandono e incluso ser maltratados por los padres biológicos. Si dichos padres son de muy temprana edad, puede nacer con deficiencia física o mental, puesto que las células sexuales no están completamente maduras o puede surgir un nacimiento prematuro, con enfermedades infecciosas o con bajo peso.

Por otra parte tenemos, que la madre le transmite las emociones al feto por lo que estudios han establecido que si el embarazo no es deseado, entonces el feto percibe el rechazo desde el vientre, además, cuando nace, sufre abandono y maltrato tal como el descuido, bien sea, inconsciente o intencional, puede surgir frases como: “por tu culpa, no hubieses nacido” “arruinaste mi vida” lo que conlleva a los trastornos de la personalidad y emocionales.