Factores determinantes durante el embarazo

Por lo general, en cualquier parte puedes obtener información acerca del embarazo, cuando visitas por primera vez al médico, este te proporcionará diversidad de folletos, donde podrás documentarte referente a los distintos tipos de exámenes y las variaciones de cada trimestre de dicho proceso.

 

Factores determinantes durante el embarazo

El embarazo encierra diversidad de factores, que es indispensable tomar en cuenta y particularmente, si estas en proceso de gestación, entre ellas podemos mencionar los siguientes:

La intuición de la preparación del nido

Normalmente,  las mujeres empiezan a experimentar un instinto de ir preparando el entorno que les rodea para cuando llegue el bebé, es un deseo tan fuerte de arreglar, decorar, limpiar. Como también sucede, que inicias proyectos que dejaste inconclusos y deseas retomarlo como la organización de los armarios, closets e incluso el garaje. Se ha comprobado, que cuando está cerca la fecha del parto; te provocará limpiar paredes o cualquier espacio de la casa, que ni le prestabas atención desde entonces. Son actividades que nunca pensaste en realizar justo en el noveno mes, sin embargo, no puedes excederte demasiado.

 

Falta de concentración

Generalmente, las embarazadas suelen sentirse indispuestas en el primer trimestre de la gestación, pueden tener síntomas como fatiga y nauseas, en las mañanas experimentan sensación de cansancio y confusiones mentales; inclusive una gestante puede descansar lo suficiente, sin embargo, pasa por cierta incapacidad para concentrarse en algo, hasta puede no recordar ciertos detalles.

Cabe destacar, que la preocupación por el bebé es una de las causas, a eso sumamos las alteraciones hormonales, las cuentas que pagar, el trabajo en caso de estar activa, las visitas médicas, la ansiedad del parto entre otras más. Para que los olvidos no descontrolen tus actividades diarias, elabora listas e incluso activa los recordatorios mediante el teléfono móvil.

 

Alteración en el estado de  humor

Existe mucha similitud entre el síntoma de la menstruación y el embarazo, los senos suelen aumentar de tamaño y hacerse más sensible al tacto, hay alteración hormonal, y cambios de humor drásticos. Si eres de las que tienen síntomas premenstruales lo más probable; es que cuando estés en el proceso de embarazo tengas  muchos cambios de humor. Estas variaciones pueden ponerte feliz por un instante, luego entras en una tristeza profunda, o puedes estar enfadada sin motivos con tu pareja, así sucesivamente. Estos cambios suelen aparecer en el primer trimestre y luego al final del tercer trimestre.

Son muchas las gestantes, que siente depresión durante el proceso del embarazo, si presentas síntomas como: falta de apetito, insomnio, cambios de humor de manera drástica y que persistan más de dos semanas debes consultar con tu médico.

 

Aumento de la talla del sujetador

Cuando el busto aumenta de talla, es uno de los principales indicios de embarazo, los senos aumentan, debido a la hinchazón que se produce por el incremento de las hormonas progesterona y estrógeno, a consecuencia de este aumento, la talla del sujetador queda diminuta, además del ensanchamiento de la caja torácica, porque los pulmones necesitan almacenar más oxígeno para el bebé, así que se debe cambiar la talla del sujetador por otra más grande.

 

La piel

Has escuchado alguna vez “tienes un aspecto de mujer embarazada” esto pasa porque la piel empieza a dar sus cambios, debido a la alteración a hormonal, que surge a causa de la gestación, la piel inicia sus procesos de estiramientos preparándose para el nuevo ser que crecerá dentro.

Las gestantes, tienen un acrecentamiento en el volumen de la sangre, esto se debe porque una cantidad se transporta al útero para que las necesidades metabólicas del feto queden satisfechas, otro lugar, que necesita un aumento de sangre son los riñones. Ahora bien, esta incrementación trae a los vasos sanguíneos más sangre por lo que la secreción de grasa aumenta.

Hay mujeres, que en sus rostros aparecen manchas de color amarillento o marrón; que también se conoce como cloasma o bien sea, “la máscara de embarazada” otras se les hace una línea en la parte inferior del abdomen definida como línea negra o hiper-pigmentación, o bien sea oscurecimiento de la piel en: la parte externa de los genitales, los  pezones como también la región anal; estos cambios se deben al proceso hormonal del embarazo.

El acné, también es unos de los factores que afectan la piel durante la gestación, las glándulas sebáceas aumentan su secreción; lo que hace que aparezcan granos en varias partes del cuerpo en particular el rostro y la espalda. Las pecas y los lunares suelen ponerse más oscuros y también aumentan de tamaño, la areola de los senos se oscurecen, en algunos casos esta pigmentación se mantiene, pero mayormente desaparecen después del parto. También aparecen erupciones causadas por la humedad del sudor, la piel suele volverse seca y tener apariencia escamosa a causa del estiramiento.

 

Cambios en uñas y cabello

El cabello en las mujeres gestantes, suelen crecer más en comparación a su estado normal, la caída se detiene, sin embargo, estos cambios no se mantienen, ya que posteriormente al parto o cuando dejan de amamantar, experimentan una caída exagerada del cabello; otras experimentan cambios de color. También les suele aparecer vellos en diferentes áreas del cuerpo, donde no existían tal como: los pezones, abdomen y rostro.

Las uñas, al igual que el cabello tienen sus cambios durante dicho proceso, la alteración hormonal les aporta fortalecimiento y estimula su crecimiento, dependiendo del organismo; a otras se les debilitan a tal magnitud que se rompen constantemente. Resaltando que al igual que el cabello, los cambios en las uñas no permanecen, en caso de que estén quebradizas durante la gestación es recomendable que las mantengas cortas y no usar ningún tipo de esmalte.

 

Aumenta el número de calzado

Así como la ropa empieza a quedar ajustada en el proceso de gestación, de igual manera los zapatos dejan de ser útiles, esto es debido a que la retención de líquidos aumenta, y los pies se acrecientan, por lo que se debe optar por un número más, que el anterior. Es recomendable, usar zapatos con diseños que tengan el talón abierto, para que sea de mejor comodidad, y más aún si es en la estación de verano, los pies suelen transpirar mucho.

 

Se obstaculiza la movilidad de las articulaciones

En el proceso de la gestación, se produce una  hormona que lleva por nombre relaxina, esta ayuda a la preparación del área de la matriz y vagina preparándola para el parto; dicha hormona permite que estos ligamentos se relajen, lo que hace que la inestabilidad aumente, y puedes lesionarte con facilidad, las partes más frágiles son: la parte baja de la espalda, la pelvis y las rodillas, si realizas ejercicios  o alguna actividad que demande movimiento hazlo de manera lenta y con mucho cuidado.