Razones por las que subimos de peso

Normalmente esto sucede después de las navidades o el verano que es cuando nos inflamos o abusamos de los helados y polvorones y por eso empezamos una dieta.

En este caso tenemos presente que esos alimentos tan ricos no hacen ganar peso diariamente, sobre todo si no hacemos nada por quemarlo.

Gripe

Cuando nos sentimos mal por un copado o gripe solemos dejar a un lado los alimentos buenos y dejamos a un lado la dieta. En que estemos constipadas debemos de tener en cuenta que esto puede fastidiarnos unos quilos y subir de peso mientras estemos enfermas.

Frio

El frío no ayuda con una dieta donde los platos calientes con pan son la tentación y no un trocito de pan con pechuga de pollo. También con el frio no solemos animarnos a realizar ejercicio.

Estrés

El estrés financiero que nos deja las fiestas y los gastos no hace sufrir un deseo de comer sin parar. Aléjate del frigorífico y evita esos dulces deseados en unos días como ese si quieres seguir tu dieta

Trabajo

Además de estar ligado con el estrés, el trabajo es unos motivos por los que subimos de peso, los desajustes de horarios, el picar entre horas y el saltarse comidas son los principales.