¿Son perjudiciales las lentillas de colores?

Las lentillas de colores (o lentes de contacto) son muy cool, hasta puede funcionar para un cambio de look radical de un día, para hacer juego con nuestro maquillaje o cualquier accesorio. Sin embargo, no debemos tomar a la ligera su uso, pues debemos entender que los ojos son muy delicados.

Entonces, ¿podrían estas lentillas representar un problema para la visión? En este artículo vamos a hablar del uso de lentillas de colores y si de verdad afecta nuestra. Así que te invitamos a seguir leyendo.

 

Los posibles riesgos de usar lentillas de colores

De acuerdo a los oftalmólogos, el uso de lentillas puede irritar los ojos (alergia) y causar conjuntivitis, en casos de afecciones leves. Por el contrario, en casos extremos puede desencadenar infecciones y rapaduras en la córnea, posibles problemas de visión y hasta ceguera.

Por supuesto, para usar lentes de contacto es necesario tener una fórmula, que también pueden tenerla las lentillas de colores.

Los lentes de contacto de colores tienden a ser más gruesos que las lentillas tradicionales y esto genera una disminución de la entrada de oxigeno al ojo, lo que se traduce en sequedad e infecciones.

Otro factor importante es que las lentillas de colores están compuestas por una tintura opaca con líneas, formas y puntos que podrán dificultar la visión original. Además, está el hecho de que tienen a moverse con facilidad ante los parpadeos.

 

Entonces, ¿no podemos usar lentes de contacto de color?

Sí se puede, siempre y cuando estén recetados por el especialista, aún cuando no lo necesitamos para corregir nuestra visión. Lo ideal es ir a una óptica, obtener asesoramiento y elegir la lentilla de nuestro color preferido.

Asimismo, es necesario entender que no podemos comprar lentes en cualquier sitio online o en salones de belleza, mucho menos en tiendas de conveniencia o  vendedores ambulantes, bajo ningún concepto.

Ahora bien, hay ciertas medidas a tener en cuenta si decidimos comprar lentillas de contacto:

La higiene es necesaria

Los lentes de contacto de color no deben ser compartidos con nadie. Además, debemos tener una buena higiene para maniobrar y retirar; siempre debemos tener las manos limpias antes de tocar los ojos.

Vale recordar que antes de guardar las lentillas, estas deben estar limpias. El proceso de limpieza se lleva a cabo con la solución de contacto que fue recomendada por el especialista o por el  fabricante de las lentillas.

Deben ser guardadas solo en los envases originales o uno especial para guardar lentes de contacto.

¿Cuándo reemplazar?

Los lentes de contacto son frágiles, por eso hay que tratarlos con mucho cuidado. Debemos usarlos según las instrucciones y en horarios programados para evitar sufrir daños o molestias oculares.

Es válido leer las instrucciones para revisar la fecha de expedición y expiración y así podemos determinar su durabilidad.

Debemos quitarnos las lentillas de colores de los ojos si empezamos a sentir alguna incomodad en el ojo, evitar rascarnos o removerlas con brusquedad. Asimismo, debemos cerciorarnos de que no hay irritación o sequedad.