Mejores rutinas para mantenerse en forma

Corre y caminar

Correr es el deporte esencia para la salud, todos con importantes beneficios para el cuerpo y la circulación en menor y mayor medida. A veces es difícil elegir o imposible el momento de correr o cuando caminar. Al correr se intensifica el esfuerzo en menos tiempo, por lo que se requiere un buen estado de salud y aguante. Si tienes alguna duda debido a alguna lesión lo mejor es siempre consultar con un medico de cabecera, sobre todo si uno ya paso la barrera de la mitad de los treinta, si sufre de alguna dolencia como cardio-vascular o de columna, si ha tenido episodios de asma bronquial o se recupera de alguna enfermedad.

Por otro lado el caminar no tiene efectos malos, sino que es todo beneficioso para  nuestra salud,  lo que no hay que olvidar es que al ser un ejercicio más relajado no será suficiente para con mucha vitalidad y estado físico bueno que requiera de alguna actividad más exigente para tu salud y tu físico.

Distintos tipos de personalidad, distintas rutinas físicas

Si no tiene mucho tiempo

  • Una vez por semana, 30 min de bicicleta fija.
  • En la hora del almuerzo, media hora de natación o de aeróbico dos días a la semana.
  • Caminar por 30 min antes de terminar el día.

Si tienes mucha energía

  • Correr media hora por día, dos veces por semana.
  • Utilizar 30 min al medio día una tanda de fortalecimiento dos veces por semana
  • Dos mediodías a la semana nadar al menos una hora.

Personas sedentaria

  • Dos horas a la semana de aeróbico.
  • Ejercicios musculares 1 hora por semana.
  • Deportes como tenis o bicicleta son fáciles de llevar, practíquelos cuando pueda.

 

10 recomendaciones para correr sin percances

  1. Trate de no exigir los músculos de repente, es mejor mantener un ritmo constante.
  2. Las metas no se alcanzan en una semana, sea paciente y constante.
  3. Hacer calentamiento. Comenzar a correr a un ritmo lento e incrementarlo progresivamente.
  4. Cuando finaliza el ejercicio debe alongar los músculos.
  5. Correr sobre superficies que provocan poco impacto: tierra o césped.
  6. Usar calzado deportivo.
  7. Durante el ejercicio es muy importante hidratarse.
  8.  No abusar del ejercicio, 4 veces por semana es más que suficiente.
  9. Mantener el cuidado de las uñas y prevenir heridas en los pies.
  10. Higienizar correctamente los pies y observar el brote de ampollas.

Solo con seguir los ejercicios marcados en tu vitalidad como una rutina diaria lograras que en menos de dos semanas notes la mejora de tu salud con un mejor rendimiento y aguante.